23 de mayo
Domingo de Pentecostés

¡Ven, Espíritu Santo!

Hch 2, 1-11/ 1 Co 12, 3B-7, 12-13 / Jn 20, 19-23

A cada individuo se le da la manifestación del Espíritu por algún beneficio. Como discípulo misionero, es importante que contemples estas palabras de la primera carta de San Pablo a los Corintios. Explora qué dones (beneficios) son exclusivos para ti gracias al Espíritu Santo, y discierne de qué manera Dios te está pidiendo que utilices esos dones por amor a Dios y a los demás. ¡Esto es Stewardship! Puedes descubrir tus dones especiales a través de la oración, la lectura espiritual y los programas que se ofrecen en tu parroquia, pero ¡no pases por alto los dones ni creas que no los tienes! Como dice S. Pablo, todos somos miembros de un solo cuerpo, ¡y cada uno de nosotros tiene un propósito especial! Permite que el Espíritu Santo impulse tu discipulado, hoy y siempre.

Oración Plentamente Vivos