Dirección Espiritual

Acompañamiento o Dirección Espiritual

¿Qué es el acompañamiento o dirección espiritual?

El acompañamiento espiritual es una práctica muy antigua que se usa como un medio para encontrar a Dios.

¿Qué es lo que no es la dirección espiritual?

"Dirigirse espiritualmente" no consiste sólo en desahogarse psicológicamente, como se hace en el marco de la amistad.

No es tampoco una simple búsqueda de consejo, como la que realizan tantas personas que acuden a los consultorios de las revistas, a las consultas de los médicos, y a los programas de radio y de televisión para “contar su caso” y buscar orientación.

                                                                                                                     

¿Qué se busca con el acompañamiento espiritual?

Se busca fundamentalmente un medio para identificarse con Cristo, una ayuda, un apoyo sobrenatural y humano en el camino personal de santidad, de acuerdo con la propia vocación divina.

¿Qué han dicho los santos de la dirección espiritual?

San Juan de la Cruz (Llama de amor viva, 3, n. 30) recomienda buscar como acompañante espiritual  una persona sabia, discreta y experimentada en el trato con Dios.

San Pedro de Alcántara (Tratado de la oración y meditación, II, 5) recuerda la necesidad de contar con la ayuda de un guía experimentado. "Una de las cosas más arduas y dificultosas que hay en esta vida es saber ir a Dios y tratar familiarmente con Él. Por esto no se puede este camino andar sin alguna buena guía".

Qué enseña la Iglesia sobre la dirección espiritual?

El Concilio Vaticano II recomienda el acompañamiento espiritual a todos: sacerdotes, religiosos y laicos que buscan la santidad en medio de los afanes del mundo.

El Catecismo de la Iglesia enseña en el punto 2695 que la "dirección espiritual" asegura en la Iglesia una ayuda para la oración.

¿De qué se suele hablar en Las conversaciones de acompañamiento espiritual?

 

Se suele hablar de lo que sirva para mejorar en: Santa Teresa de Avila, ruega por nosotros.

--- el trato personal con Cristo
— la profundización en la fe
— la santificación del propio trabajo
— el mejoramiento del trato con los demás
— un mayor sentido de responsabilidad
— espíritu de servicio, justicia, solidaridad, etc.
— un mayor espíritu de comunión eclesial
— afán evangelizador, etc.

 

¿Qué persona puede acompañar espiritualmente?

Puede ser un sacerdote (especialmente en cuestiones morales o de fe), un religioso o un laico: personas con buena formación y con una intensa vida cristiana.

  • Santa Teresa de Avila, ejerció una profunda y amplia dirección espiritual en su tiempo.

¿Qué actitud conviene tener en la dirección espiritual, para aprovecharla bien?

  • Una actitud de humildad, de sinceridad plena, sin dejarse llevar por la vanidad de "quedar bien".
  • Una actitud de responsabilidad: se acude libremente para adquirir criterio cristiano, y luego cada uno debe esforzarse poractuar en conciencia, con coherencia entre lo que se cree y se vive.

El Centro Pastoral Hispano tiene Hermanas Religiosas y laicos que ofrecen Dirección o Acompañamiento Espiritual, o te podemos referir a un parroco o sacerdote.
Se necesita hacer una cita.
Por favor llama al:
Centro Pastoral Hispano
316-269-3919